Alicia Fuentes: “El fútbol femenino español llegará a ser un referente mundial”

Alicia Fuentes Molina (Totalán, 27-05-1978) es una leyenda viva del fútbol español. Ocho equipos han podido disfrutar de su garra y entrega. La jugadora andaluza siempre ha luchado por romper esos techos de cristal que muchas veces impone la sociedad. Disputó la primera edición de Champions femenina con el Levante y acudió a la Eurocopa de Suecia y Noruega del año 1997 en el estreno de España en esta competición. Actualmente en el Seagull de Badalona, la centrocampista malagueña afronta el tramo final de su trayectoria con la ilusión y el trabajo del primer día.

Pregunta: En primer lugar, ¿de qué manera está llevando el confinamiento provocado por el COVID-19? ¿Cómo se encuentra?

Respuesta: Me encuentro bastante bien dentro de esta situación excepcional. Trato de hablar con la familia y amigos siempre que puedo. Me apena mucho ver las cifras de tantas personas contagiadas y fallecidas y el sufrimiento que eso conlleva a muchas familias. Es momento de ser un país unido ante la adversidad tan grande que estamos sufriendo. Debemos remar todos hacia el mismo lado para poder salir de esta situación tan dramática y espero que aprendamos la lección para ser un país mejor en el futuro.

P: ¿Sigue alguna rutina concreta para llevar mejor estos días? ¿Tiene algún plan de entreno?

R: Todo la plantilla del Seagull seguimos entrenando virtualmente cuatro días a la semana. Trabajamos constantemente para poder estar a un nivel óptimo, aunque sabemos que va a ser difícil ya que no estamos entrenando en condiciones normales. Dentro de las limitaciones existentes nos mantenemos a tono y activas. Estamos muy bien cuidadas por el cuerpo técnico.

P: Seguro que vivís con la incertidumbre de si vais a poder regresar a los terrenos de juego esta temporada. ¿Cree que podrá reanudarse o se cancelará finalmente?  

R: En un principio no pensaba en ello.  Con el paso de los días, y al ver que el confinamiento iba para largo, te empiezas a plantear las cosas. Ahora mismo lo más importante es seguir las recomendaciones de las autoridades para que no haya ningún riesgo. Espero que podamos acabar la liga y que no se cancele, pero eso ya no depende de nosotras.

P: Disputó la Eurocopa de Suecia y Noruega del año 1997 en la que España cayó derrotada en semifinales ante Italia en su primera participación de esta competición. ¿Qué recuerda de aquel torneo? ¿Eran conscientes de estar haciendo historia?

R: Me siento muy orgullosa de haber sido participe de aquella gesta. Competir en esa Eurocopa fue algo increíble y maravilloso. Recuerdo estar en la banda calentando en alguno de los partidos que disputamos y saltar al campo para abrazarme con todo el equipo al finalizar el encuentro. Los previos los vivíamos con muchos nervios pero disfrutándolos a tope. También tuve la oportunidad de jugar en varios choques y durante la concentración pude ponerme a tono físicamente. Es un orgullo vestir la camiseta de tu país y representarlo como lo hicimos. Además, dimos lo mejor de nosotras mismas y fuimos un equipo que compitió con honores, consiguiendo algo histórico que no se le da la importancia debida hoy en día.

P: En esa misma Eurocopa compartió vestuario con Vanesa Gimbert, actual jugadora del Athletic Club, que sigue en activo también a un nivel muy alto. ¿Qué opinión le merece?

R: Solo tengo palabras de elogio hacia ella. He sido compañera suya durante varios años, tanto en diferentes equipos como en la selección española, y siempre ha destacado por su enorme calidad. Es impresionante la capacidad que tiene para visionar la jugada antes de que ocurra. He disfrutado mucho jugando a su lado. Es una de las mejores centrocampistas que he visto, y pese a retrasar su posición para jugar de central, sigue siendo unas de las mejores.

P: ¿Y cuál es el secreto de vuestra eterna juventud?

R: El amor que le tenemos al fútbol. Seguimos disfrutando de lo que llevamos haciendo toda la vida. Con el paso de los años, al fútbol femenino también se le ha dotado de mejores recursos que ha hecho posible que podamos seguir rindiendo al máximo nivel.

P: Hemos visto cómo la selección española realizó un gran papel en el pasado Mundial de Francia, incluso plantando cara a la todopoderosa Estados Unidos. ¿Ve a España ganando una Eurocopa o un Mundial a corto-medio plazo?

R: La verdad que sí. Hay mucho potencial y mucha calidad entre las jugadoras españolas. Si le sumamos los recursos y las herramientas que tendremos en el futuro, tanto los equipos como las ligas de nuestro país subirán de nivel considerablemente, y son estas las que principalmente nutren a la selección española. Estoy segura de que nuestro fútbol seguirá creciendo hasta que seamos un referente a nivel mundial. Veo a España con capacidad para ganar algún título más pronto que tarde.

P: En los últimos años se ha avanzado considerablemente en la mejora de las condiciones del fútbol femenino. ¿Cree que algún día llegaremos a una igualdad real entre el fútbol masculino y el femenino? ¿Cómo valora la firma del Convenio Colectivo acordado recientemente?

R: En mis 25 años de trayectoria he visto como la evolución ha sido muy lenta. Hace 10 o 12 años tuvimos la oportunidad de haber afianzado un modelo eficiente de crecimiento para el fútbol femenino, pero se dejó de apostar por ello al considerarse poco rentable. Está claro que el paso más importante dado por las futbolistas profesionales ha sido la firma del Convenio Colectivo. Tener un marco legal donde los derechos laborales de las futbolistas estén recogidos (salario mínimo, protocolo de embarazo, situación de las canteranas) es fundamental para que nuestro fútbol dure y perdure en el tiempo. Es importante seguir con la implicación y la unidad de todos los actores que han hecho posible el acuerdo. Las futbolistas nos merecemos dedicarnos con plena seguridad a a esta profesión como a cualquier otra.

P: En la rueda de prensa de su despedida del Sevilla estuvo arropada por sus compañeras, por Monchi y también por el presidente Pepe Castro, entre otros. ¿Cómo fue ese momento? ¿Qué se le pasó por la cabeza?

R: Fue un momento muy emotivo y feliz. Además, marcharme y dejar al Sevilla en Primera División una temporada más fue algo maravilloso. Me sentí muy querida y arropada por todo el equipo, también por Monchi y el presidente Pepe Castro. Ver las caras de la gente con la que he compartido tantos momentos fue algo muy especial. Días antes de la despedida oficial pude llorar y desahogarme en la intimidad para ese momento tan duro y bonito a la vez. Escribí una carta de despedida para la ocasión en la que expresé mi más sincero agradecimiento a todo el club, desde la afición hasta el presidente, pasando por la afición y la directora deportiva, Amparo Gutiérrez. La verdad que fue un sueño poder vivir mi despedida del Sevilla de esa manera.

P: El pasado verano cambia de aires y aterriza en Badalona para jugar en el Seagull. ¿Qué tal su adaptación?

R: Antes de fichar por el Seagull vine a Badalona para conocer el club. Me gustó mucho el proyecto y me apeteció probar suerte en una nueva competición como Reto Iberdrola. Es un orgullo vestir la camiseta de un equipo que lleva más de 25 años apostando por el fútbol femenino. Mi adaptación ha sido muy buena y mis nuevas compañeras me lo han puesto muy fácil a la hora de integrarme. Sin embargo, el entrenador con el que hablé en verano decidió no seguir en el equipo por motivos personales y todo lo hablado quedó en papel mojado. Son situaciones que pasan y con el nuevo míster nos estamos arreglando a la perfección para terminar la temporada a tope. Espero poder acabarla y así poder pensar en retirarme [risas].

P: Más de 25 años ligada al fútbol e incluso tiene una peña del Sevilla con su nombre. ¿Se considera una leyenda?

R: A veces ni me creo que sean tantos años los que llevo en activo, se me han pasado volando [risas]. Soy una futbolista de tantas, en ningún caso una leyenda. Me siento muy privilegiada de haber recorrido toda la evolución que ha experimentado el fútbol a lo largo de todos estos años. He ganado títulos, he podido defender la camiseta de mi país, he jugado en ocho equipos diferentes y la verdad es que me he llevado un enorme aprendizaje de todas esas experiencias. También me siento tremendamente orgullosa de que una peña lleve mi nombre. Es lo más bonito que me ha pasado en el tiempo que llevo jugando al fútbol. Solo tengo cariño y palabras de agradecimiento. Ojalá hubiesen muchas más peñas por toda España con los nombres de mis compañeras.

P: ¿Quiénes han sido sus ídolos o referentes futbolísticos tanto masculinos como femeninos?

R: Desgraciadamente cuando era pequeña no tuve ningún referente femenino. Con el paso de los años, comencé a admirar a jugadoras como Mia Hamm y a mis compañeras Auxi Jiménez y Tere Sauri, de las que aprendí mucho. Mis referentes masculinos fueron Fernando Redondo y Xavi Hernández por jugar en mi posición. También me gustaba mucho Raúl González.

P: ¿Qué tiene que decir a las jóvenes que están pensando en dedicarse al fútbol?

R: Siempre les digo lo mismo. Tienen que aprovechar las facilidades con las que cuentan hoy en día y que desgraciadamente sus antecesoras no pudimos disfrutar. Deben trabajar con la misma ilusión y ganas que las del primer día.

P: ¿Qué es el fútbol para usted?

R: Un estilo de vida, algo que amo profundamente.

 

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*