“Sé que soy capaz de conducir un coche de Fórmula 1 sin limitaciones y de forma rápida”

Imagen: Federation Internationale d l´Automobile (FIA)

Robert Kubica podría volver a pilotar un Formula 1. El piloto polaco, que sufrió un grave accidente en el rally Ronde di Andora de Italia en el año 2011 y que le obligó a apartarse de la Formula 1, admitió en la publicación Eleven Sports de su país que nunca se había sentido “tan en forma” al volver a pilotar un monoplaza de Formula 1.

Robert Kubica debutó en la Formula 1 con la escudería BMW Sauber en el Gran Premio de Hungría de 2006, sustituyendo al piloto canadiense Jacques Villeneuve, logrando un meritorio séptimo puesto en una difícil carrera y convirtiéndose en el primer piloto de Fórmula 1 polaco. Pese a entrar en la zona de puntos, posteriormente fue descalificado por estar su coche dos kilogramos por debajo del peso mínimo obligatorio. Antes de sufrir el accidente en el rally di Andora, Robert Kubica sufrió otro grave accidente que pudo cambiarle la vida.

En el Gran Premio de Canadá de 2007, en el transcurso de la vuelta 27 y tras efectuar una mala maniobra, el monoplaza del piloto polaco chocó contra el muro a una velocidad de 230 kilómetros por hora y atravesó la pista dando varias vueltas de campana. Sin embargo, en el Gran Premio de Canadá de 2008, un año después de su terrible accidente, Kubica logró su primera victoria en la Formula 1 convirtiéndose en el primer polaco en ganar una carrera y dando su primera victoria también a la escudería BMW Sauber.

La semana pasada el piloto polaco tuvo la oportunidad de pilotar un Renault en unas pruebas en Valencia, y reconoce que no es tan complicado como pensaba: “Me di cuenta tras varias vueltas en los test de que nada había cambiado. Me siento cómodo en el cockpit, como en casa. Un Fórmula 1 es de los coches más fáciles de conducir después de mi accidente”. “Ni en mis mejores años en la F1 he estado así, peso menos ahora que en 2008”, afirmó también el piloto nacido en Cracovia.

De momento, la plaza del piloto británico Jolyon Palmer en Renault está muy en duda para el año que viene. Quién sabe si ese asiento podría ser para Robert Kubica.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*