Serial Vintage: José María Gutiérrez “Guti”

La nostalgia invade en ocasiones nuestra cabeza, ayer fue una de esas ocasiones, un compañero me envió un video en el que se recogían diversas acciones protagonizadas por el de Torrejón de Ardoz, y pensé en lo que fue y en lo que podía haber sido.

José María Gutiérrez “Guti” actualmente entrena al Juvenil A del Real Madrid, el que es el tercer conjunto por importancia de la disciplina blanca tras el primer equipo y el Castilla. Además, acude periódicamente al espacio conducido por Josep Pedrerol, El Chiringuito de Jugones, en el que demuestra que el fútbol no estaba tan solo en sus pies sino también en su cabeza.

542 partidos oficiales vistiendo la camiseta del mejor club del mundo dieron para mucho, entre otras cosas para ganar 3 Copas de Europa, 2 Copas Intercontinentales, 1 Supercopa de Europa, 5 Ligas y 4 Supercopas de España. Un palmarés envidiable el de un jugador que llegó a ser el segundo capitán del club blanco durante muchos años y que se despidió del club de Concha Espina en el verano del 2010, junto a su gran amigo y capitán, Raúl González.

Su juego maravillaba a todos los aficionados del fútbol, tanto a seguidores del Real Madrid, cómo a aficionados de otros clubes. Sin embargo, su poca regularidad hizo que no se convirtiera en uno de los mejores centrocampistas del mundo. En muchas ocasiones se habló en los medios de su poca profesionalidad, que fue una de las causas relevantes por las que el crack madridista no se convirtió en un futbolista de época.

“Guti” poseía una gran visión de juego, gracias a la cual generaba muchas ocasiones de peligro para el conjunto blanco, dando el último pase para dejar a los delanteros solos contra el guardameta. Además, el trato que le daba al balón era exquisito, quedarán en la memoria aquellas asistencias de espaldas al balón, como los taconazos a Zinedine Zidane frente al Sevilla y la obra de arte que firmó en Riazor para dejar a Karim Benzema anotar a placer.

El centrocampista fue internacional en 14 ocasiones, debutó en 1999 mientras que su último encuentro con la selección data de 2005. Entre esas dos fechas se disputaron dos campeonatos de Europa y uno del mundo, a los que Guti no fue convocado. A pesar de su talento, la poca regularidad en el Real Madrid tuvo consecuencias en su presencia en la selección, donde al igual que en el Real Madrid pudo marcar época con jugadores como Raúl, Xavi, Casillas, Albelda o Etxeberria entre otros.

Su periplo en el Real Madrid terminó en 2010, tras 15 temporadas vistiendo la camiseta en el primer equipo. En ese momento puso rumbo a Estambul para jugar en el Besiktas, donde se convirtió en un ídolo a pesar de estar tan solo una temporada.

Siempre será un genio incomprendido, su manera de jugar al fútbol chocaba mucho con su actitud, actitud que no le llevó a ser una leyenda a pesar de su talento.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*